¿Por qué el Burnout de los Fundadores es de Otro Calibre?

Este artículo pretende concienciar sobre el problema del Burnout en los Fundadores de Startups, cuál es una de las principales causas y cómo caemos en él si no se aborda adecuadamente.

El Burnout de Sam

Sam (nombre ficticio) es el Fundador y CEO de una empresa de desarrollo de software con más de 300 empleados.

Cuando Sam comenzó, hace nueve años, se dio cuenta de que podía hacerlo mejor que otras empresas similares en el espacio. Entonces, decidió dejar su trabajo en un gigante de software grande y conocido.

Los amigos y la familia pensaron que Sam estaba loco por dejar un trabajo tan bueno y arriesgarse a trabajar por su cuenta. Lo hizo de todos modos.

Sam comenzó a trabajar solo como desarrollador único. Porque le encantaba, nunca lo consideró «trabajo». Comenzó a contratar a más desarrolladores, uno a la vez, agregando poco a poco elementos básicos al negocio.

A través de determinación, perseverancia y una búsqueda incesante de su visión, Sam vio que su arduo trabajo fructificaba durante su tercer año al frente de la empresa.

En los años siguientes, la empresa siguió creciendo, duplicando los ingresos cada año, construyendo una gran reputación y marca.

Para mantenerse al día con las crecientes demandas de la empresa, Sam comenzó a aumentar su consumo diario de café y a tomar Adderall de vez en cuando para mantenerse concentrado y ser más productivo. Tuvo que dejar de codificar para enfocarse más en las tareas administrativas y estratégicas del negocio. Ahora estaba operando una empresa de 500 personas con ubicaciones en tres países.

Entonces golpeó el Covid. Esto hizo que la empresa perdiera el 60% de sus clientes de la noche a la mañana. Sam tuvo que tomar las decisiones más difíciles de su carrera empresarial, reducir el personal y negociar para mantener viva su empresa.

Si bien las demandas laborales de Sam habían ido en aumento, su vida personal había enfrentado sus propios desafíos con la tensión en su matrimonio. Esto no pudo ser superado y condujo a la ruptura del matrimonio.

Sam se dedicó aún más al trabajo, era todo lo que sabía hacer.

Ya había estado sufriendo de insomnio y luego empeoró. Su cuerpo comenzó a mostrar signos visibles de tensión, con pérdida de peso y cabello, junto con problemas gastrointestinales. Un día todo se volvió demasiado, el cuerpo de Sam colapsó y perdió todo impulso. Se había empujado hasta el punto de ruptura. Este es un ejemplo clásico de agotamiento.

Desafortunadamente, este no es un caso excepcional viniendo de mi lista de clientes.

Muy a menudo, veo una ligera variación de la historia de Sam: una persona muy motivada que busca metas y que tiene un plan para convertir su visión en una realidad.

Pero no podría estar más de acuerdo con la cita de Mike Tyson: «Todos tienen un plan… hasta que les dan un puñetazo en la boca».

Los líderes de las empresas que no han aprendido a lidiar de manera efectiva con las dosis diarias de estrés se encuentran rápida, profunda y dolorosamente en la zona de agotamiento.

Lo que Hace que los Fundadores se Quemen

A partir de 2020, la OMS identificó cuatro síntomas de Burnout en entornos laborales:

  • Agotamiento
  • Cinismo
  • Despersonalización
  • Ineficacia percibida

Diferentes teorías de expertos en el tema coinciden con estos síntomas. En base a eso, organizaciones de todo tipo implementan iniciativas para ayudar a sus empleados a lidiar con el estrés y el agotamiento.

Hasta ahí, muy claro.

El punto clave a tener en cuenta es que la mayoría de las investigaciones sobre Burnout se realizan en una muestra de empleados grande y estándar.

Pero, los Fundadores de Startups son otra raza y son una minoría en sí mismos.

De forma predeterminada, los fundadores son buscadores de objetivos, tomadores de acción masivos y agentes de cambio. Su monólogo interno suele ser lo contrario de «mantener el statu quo» o «dejar las cosas como están». Su narrativa no es nada de eso.

Su narrativa es algo así como «Mejoraré esto» y «Resolveré este problema». Y por eso, tienen combustible más que suficiente para impulsar un cambio real.

El problema es que cuando ese combustible no se gestiona adecuadamente, puede resultar contraproducente.

Debido a las altas expectativas que tienen para su empresa y para ellos mismos, pueden caer fácilmente en narraciones que suenan como: «Si no logro esto, soy un fracaso» o «Esta es mi única opción».

Estas narrativas son inconscientes para el individuo (puntos ciegos o Conocimiento Desconocido) y viven en la base de su arquitectura mental. Esto significa que todas las oportunidades encontradas y las decisiones tomadas se filtran a través de esta narrativa.

 

Ahora, combina esas narrativas con la volatilidad actual de los mercados a escala global, más un músculo de resiliencia emocional poco ejercitado, y tendrá una receta para el agotamiento.

La Única Regla Acerca del Burnout

El riesgo de ser un Fundador de una Startup radica en el hecho de que tu empuje y pasión alimentan tu tanque para lograr tu misión y, al mismo tiempo, te otorgan un Boleto Exprés para Burnout Land.

La pregunta no es cómo se queman los fundadores, sino cómo usted, como fundador de una startup, aprovecha el estado de Burnout (o mejor aún, los síntomas iniciales de Burnout) para sacar lo mejor de esa situación.

Aprender sobre el propio Burnout puede ser una bendición disfrazada. Es una retroalimentación irrefutable sobre sus verdaderas capacidades y límites mentales, emocionales y físicos.

La única regla para los Fundadores sobre el Burnout es no evitar el Burnout. La única regla es extraer las lecciones de ella y evitar quemarse dos veces con la misma receta.

Volviendo a la historia de Sam. Poco después de que él y yo comenzamos a trabajar juntos, se dio cuenta de que al concentrarse únicamente en las tareas operativas de su negocio, había cortado la conexión con lo que amaba hacer: programar. Esto es algo que les sucede a tantos fundadores de empresas. Tienen que dejar de hacer lo que aman del negocio, para administrarlo.

No le tomó mucho darse cuenta de que él, siendo el CEO y fundador, tenía rendimientos decrecientes como persona al invertir su tiempo y esfuerzo en el aspecto operativo del negocio.

En consecuencia, delegó esas tareas y procedió a crear un pequeño equipo de Elite Developers, siendo él mismo uno de ellos. El propósito: trabajar en algunas ideas prometedoras que había pospuesto durante varios años.

Después de unos meses, la empresa de Sam se estabilizó y comenzó a recuperar terreno sólidamente.

Más importante aún, Sam decidió incorporar las lecciones en una nueva forma de operar su empresa y él mismo. Nunca desconectarse de su pasión original y, al mismo tiempo, invertir en su propia recuperación.

Burnout Recovery Retreats for Founders

Next cohort: January 2023, Mendocino, CA
Guaranteed

Como mencioné al comienzo de este artículo, pretendo concientizar sobre el hecho de que, si te consideras un agente de cambio en tu empresa, es posible que estés experimentando Burnout y no te des cuenta.

Es posible que tenga un conocimiento interior, una intuición, un presentimiento de que algo anda mal.

Escúchalo y pregúntate a ti mismo, pregunta a tus compañeros si sienten lo mismo, y escucha uno o dos episodios de podcast.

El punto es: te animo a invertir en ti mismo. El Retorno de la Inversión está garantizado.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Contact us

All rights reserved. 2022. Desarrollado por Estudio AZA.